Impacto del RGPD en América Latina

Una Ley de Protección de Datos Personales es una oportunidad para el empresario ecuatoriano

Fuente: http://www.datospublicos.gob.ec/una-ley-de-proteccion-de-datos-personales-es-una-oportunidad-para-el-empresario-ecuatoriano/

Protección de datos en la Sociedad de la Información fue el panel en el que participó hoy, la directora nacional de Registro de Datos Públicos (Dinardap), Mgs. Lorena Naranjo Godoy, explicando el Anteproyecto de Ley de Protección de Datos Personales, que se encuentra en proceso de construcción de contenidos con la participación de los sectores público y privado mediante mesas y talleres de trabajo.

El panel, organizado por la Asociación Ecuatoriana de Software (Aesoft), estuvo conformado por especialista jurídicos y técnicos en materia de protección de datos: Mgs. Lorena Naranjo Godoy, directora nacional de la Dinardap; Rafael Serrano, de la firma jurídica Corral&Rosales; Pablo Solines, Diego Beltrán y Federico Duret, de Solines&Asociados; y, Daniel Álvarez, de IBM Ecuador.

Durante las presentaciones, los expositores abordaron temáticas como aspectos básicos de la protección de datos y la realidad ecuatoriana, dentro de la cual Rafael Serrano, de la firma legal Corral&Rosales, ubica a los datos como el nuevo petróleo, por eso, “el mundo jurídico debe estar a la par de los avances tecnológicos”, de ahí que tener una legislación de protección de datos debe guardar equilibrio entre la protección de derechos y el desarrollo comercial.

Esto, a su criterio, involucra no solo la identificación de tipos de datos sino el cumplimiento de principios y derechos; donde lastimosamente Ecuador se está relegando; y eso se evidencia, por ejemplo, en una carente transferencia internacional de datos por no tener una normativa de protección de datos.

Condición de relegación que, a criterio de la Directora Nacional de la Dinardap, sería superada con la construcción de una Ley de Protección de Datos, que por su naturaleza “reactiva la economía y permite de manera efectiva apuntalar la transformación de un Estado a su digitalización (…) y que mueve millones de dólares”.

De ahí, que, en su opinión, esta sea la razón que motive al Estado ecuatoriano, a través de la Dinardap, a tratar este tema que hace poco estaba invisibilizado.

“Somos (los ecuatorianos) lo que no hemos comprendido las utilidades económicas sociales, culturales, jurídicas que acarrea una ley; no hemos comprendido los beneficios y solo nos hemos llenado de miedos que lejos de ayudarnos nos ha perjudicado competitivamente”.  Añadió que la Ley da garantías y reglas de juego claras e igualitarias a todos los sectores sociales.

Recordó que, en la región, los únicos países que no tienen una Ley de Protección de Datos Personales son: Ecuador, Venezuela y Bolivia. Frente a este escenario, es importante aceptar el reto y hay que hacerlo ahora para participar comercial y activamente alineado al Reglamento Europeo de Protección de Datos (RGPD).

En este contexto, Pablo Solines, de la firma legal Solines&Asociados, analizó algunas de las novedades planteadas en el RGPD, que entró en vigencia el 25 de mayo de 2018 y cuya incidencia ha sido universal, es decir, que afecta a la economía de aquellas empresas que busquen mantener conexiones comerciales en la Unión Europea.

 

Destacó de ella, la ampliación del concepto extraterritorial del RGPD; es decir, que su aplicación abarcará no solo a entidades que manejen datos de carácter personal en territorio europeo, sino también a empresas o entidades del mundo que traten datos personales con sucursales establecidas en la UE, independientemente del lugar donde sean tratados los datos.

 

Asimismo, recalcó de las innovaciones del RGPD, su proactividad, ampliación de las medidas técnicas y organizativas para un adecuado tratamiento de los datos, al tiempo que da más poder al usuario (titular del dato) quien ahora tiene el derecho de conocer el uso que le dan a sus datos y a partir de ahí dar o no su consentimiento. Además, que el RGDP plantea dos nuevos derechos: Olvido y Portabilidad, que deben cumplir criterios para ser aplicados.

Por su parte, Diego Beltrán, asociado de la firma mencionada y docente de la Universidad Internacional del Ecuador (UIDE) recordó que todo se asienta en un entorno digital que no se limita al internet o a lo virtual, sino que aborda otros elementos como la infraestructura y sobre todo la actuación de los seres humanos es vital en este entorno.

“El respeto a la confirmación, disponibilidad y la integridad de los datos son los elementos que permiten tener seguridad sobre ellos”, puntualizó

En tanto que, Daniel Álvarez Torres, representante de IBM Ecuador, acotó que proteger los datos personales y sensibles es una oportunidad, por ello la unificación de información es necesaria para clasificarlos. Así que, se debe tener, a su criterio, un enfoque ágil del manejo de datos.

Desde octubre de 2017, la Dirección Nacional de Registro de Datos Públicos (Dinardap) inició la construcción de los contenidos del Anteproyecto de Ley de Protección de Datos Personales juntamente con varios sectores públicos y privados alineados a la temática. En agosto, la institución invitará a la sociedad civil a participar en la elaboración del borrador de esta normativa. /DCS.